¿Cuándo cortar el pelo: antes o después de la keratina?

Cuando decides realizar un tratamiento de keratina en tu cabello, es normal preguntarse si es mejor cortarlo antes o después del procedimiento. La respuesta varía dependiendo de varios factores, como la condición actual de tu cabello y tus objetivos a largo plazo.

En primer lugar, es importante entender qué es la keratina y cómo funciona. La keratina es una proteína natural que se encuentra en el cabello, y su función principal es fortalecer y reparar la fibra capilar. La aplicación de un tratamiento de keratina ayuda a suavizar el cabello, reducir el frizz y mejorar su apariencia general.

Si tu cabello está dañado, quebradizo o con puntas abiertas, es recomendable cortarlo antes de realizar el tratamiento de keratina. Esto se debe a que el corte eliminará las partes más dañadas y permitirá que el producto penetre mejor en el cabello sano, obteniendo mejores resultados.

Por otro lado, si tu cabello está en buen estado y solo buscas mejorar su apariencia y manejo, puedes optar por cortarlo después de la keratina. En este caso, el tratamiento de keratina ayudará a sellar las cutículas y aportar brillo y suavidad al cabello, y el corte posterior solo será necesario para mantener la forma y eliminar las puntas secas o dañadas que puedan aparecer con el tiempo.

Es importante tener en cuenta que el corte de pelo después de la keratina debe ser realizado por un profesional experimentado. El cabello tratado con keratina tiende a ser más frágil y susceptible a daños si no se manipula correctamente. Por lo tanto, es fundamental acudir a un estilista de confianza que esté familiarizado con este tipo de tratamiento.

Recogidos post-keratina: ¡la belleza al alcance de tu mano!

Si te has sometido a un tratamiento de keratina para alisar y darle vida a tu cabello, seguramente te preguntas qué peinados puedes hacer para lucir radiante. ¡No te preocupes! Aquí te presentamos algunos recogidos post-keratina que te harán lucir sofisticada y elegante.

1. Moño bajo: Este recogido clásico es perfecto para cualquier ocasión. Simplemente recoge tu cabello en una coleta baja y envuélvela alrededor de la base, asegurándola con horquillas. Este peinado es ideal para resaltar tus rasgos faciales y darle un toque de elegancia a tu look.

2. Trenza lateral: Si quieres lucir un estilo romántico, la trenza lateral es la opción ideal. Comienza haciendo una trenza a un lado de tu cabeza y sujétala con una goma elástica discreta. Luego, tira suavemente de los mechones de la trenza para darle un aspecto más voluminoso y despeinado.

3. Coleta alta: Si prefieres un estilo más desenfadado, puedes optar por una coleta alta. Simplemente recoge todo tu cabello en lo alto de la cabeza y asegúralo con una goma elástica. Para un toque extra de estilo, puedes envolver un mechón de pelo alrededor de la goma elástica y fijarlo con una horquilla.

4. Chignon despeinado: El chignon despeinado es perfecto para ocasiones más formales. Recoge tu cabello en una coleta baja y gira el pelo alrededor de la base, creando un moño suelto. Luego, tira suavemente de algunos mechones para darle un aspecto más despeinado y asegúralo con horquillas.

Estos son solo algunos ejemplos de recogidos que puedes hacer después de un tratamiento de keratina. Recuerda que la clave está en mantener tu cabello bien cuidado y utilizar productos adecuados para prolongar los resultados del tratamiento. ¡Ahora puedes lucir una melena radiante y peinados espectaculares!

Alisado perfecto después de la keratina

Después de someterte a un tratamiento de keratina para alisar tu cabello, es importante seguir algunos pasos para mantener un alisado perfecto. Aquí te ofrecemos algunos consejos:

1. Evita lavar tu cabello durante las primeras 72 horas después del tratamiento. Esto permitirá que la keratina se asiente y se adhiera correctamente al cabello.

2. Usa productos sin sulfatos y sin sal para lavar tu cabello. Esto ayudará a mantener la keratina en el cabello por más tiempo y evitará que se enjuague prematuramente.

3. Seca tu cabello con un secador y usa una plancha de cerámica para alisarlo. Estos dos pasos ayudarán a sellar la keratina en el cabello y mantener el alisado por más tiempo.

4. Evita atar o recoger tu cabello en una cola de caballo o moño durante las primeras semanas después del tratamiento. Esto podría causar pliegues en el cabello y afectar el resultado final.

5. Utiliza productos de cuidado capilar específicos para cabello con keratina. Estos productos ayudarán a mantener el cabello suave, brillante y sin frizz.

Recuerda que el alisado perfecto después de la keratina requiere un cuidado adecuado y constante. Sigue estos consejos y disfruta de un cabello liso y manejable por más tiempo.

Recuerda que la decisión de cortar el pelo antes o después de la keratina dependerá de tus necesidades y objetivos. No dudes en consultar a un profesional para obtener los mejores resultados. ¡Hasta la próxima!