Duración de la fase telógena del cabello: todo lo que debes saber

La duración de la fase telógena del cabello es un aspecto importante a tener en cuenta cuando se trata de cuidar y mantener un cabello saludable. Esta fase es una de las tres etapas del ciclo de vida del cabello, junto con la fase anágena (crecimiento) y la fase catágena (reposo). Durante la fase telógena, el cabello está en reposo y se desprende del cuero cabelludo.

La duración de la fase telógena puede variar de una persona a otra y también puede ser influenciada por diversos factores, como la genética, la edad, el estrés, la dieta y las condiciones médicas. En promedio, la duración de esta fase suele ser de alrededor de 3 meses, pero puede variar desde unas pocas semanas hasta varios meses.

Es importante tener en cuenta que durante la fase telógena, no todos los cabellos están en la misma etapa. Algunos cabellos pueden estar en la fase telógena temprana, mientras que otros pueden estar en la fase telógena tardía. Esto significa que algunos cabellos se caerán antes que otros, lo que explica por qué es normal perder alrededor de 50-100 cabellos al día.

Si notas una mayor caída de cabello de lo habitual o si experimentas adelgazamiento o pérdida de volumen en el cabello, puede ser un signo de un problema subyacente. En estos casos, es recomendable consultar a un dermatólogo o a un especialista en cuidado capilar para obtener un diagnóstico adecuado.

Existen varias formas de promover un ciclo de crecimiento saludable del cabello y minimizar la caída excesiva. Mantener una dieta equilibrada y nutritiva, reducir el estrés, evitar el uso excesivo de herramientas de calor y productos químicos agresivos, y utilizar productos para el cabello que fortalezcan y estimulen el crecimiento capilar son algunas de las medidas que puedes tomar.

Descubre las fases del pelo: anágena, catágena y telógena

El ciclo del pelo se divide en tres fases principales: anágena, catágena y telógena.

1. Fase anágena: Es la fase de crecimiento activo del pelo. Durante esta etapa, las células del folículo piloso se dividen rápidamente y el pelo crece aproximadamente 1 cm al mes. Esta fase puede durar entre 2 y 7 años, dependiendo de factores genéticos y hormonales.

2. Fase catágena: Es una fase de transición en la que el crecimiento del pelo se detiene. Durante esta etapa, el folículo piloso se encoje y el pelo se desprende del bulbo. La duración de esta fase es de aproximadamente 2 a 3 semanas.

3. Fase telógena: Es la fase de reposo o caída del pelo. Durante esta etapa, el pelo descansa antes de ser reemplazado por uno nuevo.


El folículo piloso permanece inactivo y el pelo se desprende fácilmente. Esta fase puede durar entre 3 y 4 meses.

Es importante tener en cuenta que cada pelo en el cuero cabelludo puede estar en una fase diferente del ciclo, lo que significa que no todos los pelos crecen y caen al mismo tiempo. Este ciclo es continuo y se repite a lo largo de la vida.

Duración de la fase telógena del pelo: ¡Descúbrelo aquí!

La fase telógena del pelo es una etapa en el ciclo de crecimiento del cabello en la que el folículo piloso se encuentra en reposo y el pelo se desprende de forma natural. La duración de esta fase varía de una persona a otra y puede ser influenciada por diversos factores.

1. Factores genéticos: La duración de la fase telógena puede estar determinada en parte por la genética de cada individuo. Algunas personas pueden tener una fase telógena más corta, lo que significa que su cabello se cae y vuelve a crecer más rápidamente.

2. Estrés: El estrés físico o emocional puede afectar la duración de la fase telógena del cabello. En situaciones de estrés intenso, el cuerpo puede entrar en un estado de shock, lo que lleva a un mayor número de folículos pilosos en fase telógena y una mayor caída del cabello.

3. Cambios hormonales: Los desequilibrios hormonales, como los que ocurren durante el embarazo o la menopausia, pueden alterar la duración de la fase telógena del cabello. Esto puede llevar a una mayor caída del cabello durante esos períodos.

4. Enfermedades y medicamentos: Algunas enfermedades y medicamentos pueden interferir con el ciclo de crecimiento del cabello y prolongar la fase telógena. Por ejemplo, la quimioterapia puede hacer que el cabello se caiga más rápidamente y prolongar la fase telógena.

5. Nutrición: Una dieta deficiente en nutrientes esenciales para el cabello, como proteínas, vitaminas y minerales, puede afectar la duración de la fase telógena. Una alimentación equilibrada y rica en estos nutrientes puede promover un ciclo de crecimiento saludable del cabello.

Espero que hayas encontrado esta información útil y que te haya ayudado a comprender mejor el ciclo de crecimiento del cabello. Recuerda cuidar tu pelo y prestar atención a los signos de debilidad o caída excesiva. ¡Hasta la próxima!