La escala de Hamilton-Norwood: guía para entender la alopecia.

La alopecia es un problema que afecta a muchas personas, tanto hombres como mujeres, y puede tener un impacto significativo en la autoestima y la confianza. Para comprender mejor la alopecia y su progresión, existe una herramienta ampliamente utilizada conocida como la escala de Hamilton-Norwood.

La escala de Hamilton-Norwood es una clasificación que se utiliza para medir y categorizar la pérdida de cabello en hombres. Fue desarrollada por los doctores James Hamilton y O’tar Norwood en la década de 1950 y se ha convertido en una referencia estándar en el campo de la dermatología.

Esta escala consta de siete etapas que representan diferentes grados de pérdida de cabello. Comienza en la etapa 1, que se considera normal, y progresa hasta la etapa 7, que es la pérdida de cabello más avanzada. Cada etapa se caracteriza por la ubicación y el patrón de la pérdida de cabello en el cuero cabelludo.

En la etapa 1, no hay signos evidentes de pérdida de cabello. El cabello está completo y no muestra ningún signo de adelgazamiento o retroceso de la línea del cabello. A medida que avanzamos a las etapas posteriores, se observa una recesión gradual de la línea del cabello, formando las conocidas «entradas».

En la etapa 2, las entradas se hacen más pronunciadas y la línea del cabello retrocede ligeramente en las sienes. En la etapa 3, la línea del cabello continúa retrocediendo y se forma una «corona» en la parte superior de la cabeza. La etapa 4 se caracteriza por una mayor pérdida de cabello en la parte superior de la cabeza, dejando solo una franja de cabello en los lados y la parte posterior.

A medida que avanzamos a las etapas 5, 6 y 7, la pérdida de cabello se vuelve más severa. En la etapa 5, la franja de cabello se vuelve más delgada y la calvicie se extiende hacia la parte posterior de la cabeza. En la etapa 6, solo queda una franja delgada de cabello en la parte superior, y en la etapa 7, la calvicie se extiende por todo el cuero cabelludo, dejando solo una franja de cabello en los lados y la parte posterior.

Es importante tener en cuenta que la escala de Hamilton-Norwood se utiliza principalmente como una guía para los profesionales de la salud en la evaluación de la alopecia masculina. Sin embargo, también puede ser útil para aquellos que están experimentando pérdida de cabello y desean comprender mejor su progresión.

La escala de Hamilton-Norwood es una herramienta útil para comprender la alopecia y determinar el grado de pérdida de cabello. Si estás experimentando pérdida de cabello, te recomiendo que consultes a un dermatólogo o a un especialista en salud capilar. Ellos podrán evaluar tu situación y recomendarte el tratamiento más adecuado para ti. Recuerda que la pérdida de cabello no tiene por qué ser permanente y hay muchas opciones disponibles para ayudarte a mantener un cabello saludable y hermoso.

Descubre tu nivel en la escala Norwood-Hamilton

En el mundo de la pérdida de cabello, la escala Norwood-Hamilton es ampliamente utilizada para clasificar la calvicie en hombres. Esta escala consta de siete etapas, desde una línea de cabello ligeramente retrocedida hasta la pérdida total de cabello en la parte superior de la cabeza.

Para determinar tu nivel en la escala Norwood-Hamilton, debes observar la cantidad de cabello perdido en la línea frontal y en la corona de la cabeza.


Si tienes una línea de cabello recta y no has experimentado una notable pérdida de cabello, es probable que te encuentres en la etapa 1 o 2.

Si tu línea de cabello ha retrocedido ligeramente y has experimentado una pérdida mínima en la corona, probablemente estés en la etapa 3. En la etapa 3, la línea de cabello retrocede y comienza a formar una «M» característica.

La etapa 4 se caracteriza por una línea de cabello más retrocedida y una corona más pronunciada. En la etapa 5, la línea de cabello retrocede aún más y la corona se agranda, dejando una franja de cabello en el medio.

En la etapa 6, la franja de cabello en el medio se vuelve más delgada y la corona se expande aún más. Finalmente, en la etapa 7, se produce una pérdida total de cabello en la parte superior de la cabeza, dejando solo una franja de cabello en los lados y la parte posterior.

Determinar tu nivel en la escala Norwood-Hamilton puede ser útil para comprender el grado de pérdida de cabello y buscar opciones de tratamiento adecuadas. Si te preocupa la pérdida de cabello, es aconsejable consultar a un dermatólogo o especialista en salud capilar para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento personalizado.

Tratando la escala Ludwig: alopecia femenina y cómo enfrentarla

La alopecia femenina es una condición común que afecta a muchas mujeres en diferentes grados. La escala Ludwig es una clasificación utilizada para determinar el nivel de pérdida de cabello en las mujeres. Aquí hay algunas formas de enfrentar esta condición:

1. Consulta a un dermatólogo: Un especialista en la piel y el cabello puede evaluar tu situación específica y recomendar el mejor tratamiento.

2. Medicamentos tópicos: Algunos medicamentos, como el minoxidil, pueden aplicarse directamente en el cuero cabelludo para estimular el crecimiento del cabello.

3. Terapia hormonal: En casos de alopecia relacionada con desequilibrios hormonales, se pueden recetar medicamentos para regular los niveles hormonales y prevenir la pérdida de cabello.

4. Cambios en el estilo de vida: Adoptar hábitos saludables, como una dieta equilibrada y ejercicio regular, pueden ayudar a mejorar la salud del cabello.

5. Tratamientos de rejuvenecimiento capilar: Existen procedimientos como el plasma rico en plaquetas (PRP) y la terapia con láser de baja intensidad que pueden estimular el crecimiento del cabello.

Recuerda que cada caso de alopecia femenina es único, por lo que es importante buscar asesoramiento profesional para determinar la mejor estrategia de tratamiento.

Espero que haya sido útil conocer esta herramienta que nos ayuda a comprender la pérdida de cabello y sus posibles soluciones. Recuerda siempre consultar a un especialista para obtener un diagnóstico adecuado y encontrar el tratamiento más adecuado. ¡Cuida tu cabello y sigue disfrutando de tu belleza!