Los hongos de los perros y su contagio en humanos

Los hongos son una preocupación común en el cuidado de los perros, ya que pueden causar una serie de problemas de salud en nuestras mascotas. Sin embargo, lo que quizás no sepas es que algunos de estos hongos también pueden contagiarse a los seres humanos. En este artículo, exploraremos cómo se transmiten los hongos de los perros a los humanos y qué medidas podemos tomar para prevenirlo.

Los hongos más comunes en los perros son el Microsporum canis y el Trichophyton mentagrophytes, causantes de la tiña, también conocida como dermatofitosis. Estos hongos pueden vivir en la piel, el pelo y las uñas de los perros, y se transmiten fácilmente a través del contacto directo con un animal infectado. Esto incluye tocar, acariciar o cepillar a un perro que tiene la infección.

Si tu perro tiene tiña, es importante tomar precauciones para evitar el contagio a los humanos. Algunas señales de que tu perro puede tener esta infección incluyen pelo quebradizo, parches calvos o descamación de la piel. Si notas alguno de estos síntomas, es importante llevar a tu perro al veterinario para un diagnóstico adecuado y tratamiento.

Una vez que se ha confirmado la presencia de tiña en tu perro, es esencial seguir algunas pautas para evitar el contagio a los humanos. En primer lugar, debes evitar el contacto directo con las áreas afectadas del perro, como los parches de piel calva. También debes asegurarte de lavarte bien las manos después de tocar a tu perro o cualquier objeto que haya estado en contacto con él.

Además, es recomendable mantener limpio el entorno en el que vive el perro. Esto implica limpiar regularmente los objetos que el perro utiliza, como su cama, juguetes y utensilios de comida. También es importante aspirar y limpiar con desinfectante las áreas donde el perro pasa la mayor parte del tiempo, como el sofá o la alfombra.

Si sospechas que te has contagiado de tiña, es importante buscar atención médica lo antes posible. Los síntomas pueden variar, pero generalmente incluyen enrojecimiento, picazón y descamación de la piel. El médico podrá diagnosticar y tratar la infección adecuadamente, generalmente con medicamentos antifúngicos tópicos o en casos más severos, medicamentos orales.

Cómo identificar y tratar los hongos en perros: imágenes impactantes

Los hongos en perros son una infección común que puede causar problemas en la piel y el pelo de tu mascota. Aquí hay algunas señales para identificar si tu perro tiene hongos:

1. Pérdida de pelo: Si notas que tu perro está perdiendo pelo en áreas específicas, especialmente en forma de parches circulares, esto podría ser un signo de infección por hongos.

2. Enrojecimiento y picazón: Los hongos pueden causar irritación en la piel de tu perro, lo que puede llevar a enrojecimiento y picazón intensa. Tu perro puede lamerse o rascarse constantemente las áreas afectadas.

3. Descamación y costras: Otra señal de infección por hongos es la presencia de descamación en la piel de tu perro, así como la formación de costras en las áreas afectadas.

Si sospechas que tu perro tiene hongos, es importante buscar tratamiento adecuado.


Aquí hay algunas opciones de tratamiento:

1. Champús medicados: Los champús medicados específicamente formulados para tratar las infecciones por hongos pueden ser efectivos para eliminar los hongos de la piel de tu perro.

2. Medicamentos orales: En algunos casos, tu veterinario puede recetar medicamentos orales para tratar la infección por hongos de tu perro. Estos medicamentos suelen ser más fuertes y pueden requerir supervisión veterinaria.

3. Baños antifúngicos: Además de los champús medicados, los baños antifúngicos pueden ayudar a eliminar los hongos de la piel de tu perro.

Recuerda, si sospechas que tu perro tiene hongos, es importante consultar a tu veterinario para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado.

Cómo tratar el hongo del perro en humanos

El hongo del perro en humanos, también conocido como dermatofitosis, puede ser tratado de diversas formas. A continuación, te presento algunas opciones:

1. Antifúngicos tópicos: Aplica cremas, lociones o champús antifúngicos directamente sobre las áreas afectadas. Sigue las instrucciones del producto y utiliza regularmente para obtener mejores resultados.

2. Antifúngicos orales: En casos más graves, puede ser necesario tomar medicamentos antifúngicos por vía oral. Consulta a un dermatólogo para que te recete el tratamiento adecuado.

3. Higiene y limpieza: Lava regularmente la ropa, toallas, sábanas y objetos que hayan estado en contacto con el hongo. Utiliza agua caliente y productos antifúngicos para eliminar cualquier rastro de infección.

4. Mantén la piel seca: El hongo se propaga en ambientes húmedos, por lo que es importante mantener la piel seca y limpia. Evita el uso de ropa ajustada y utiliza polvos absorbentes si es necesario.

5. Evita el contacto con perros infectados: Si tienes conocimiento de que un perro está infectado con hongos, evita el contacto directo hasta que la infección haya sido tratada por completo.

Recuerda que es importante consultar a un profesional de la salud para obtener un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado. No dudes en buscar atención médica si los síntomas persisten o empeoran.

Espero que esta información te haya sido útil para entender cómo prevenir y tratar estos hongos tanto en tu mascota como en ti mismo. Recuerda siempre consultar a un veterinario y a un médico si tienes alguna preocupación. ¡Cuídate y cuida a tu peludo amigo!